Vender un inmueble puede convertirse en un proceso largo y pesado si no sabes cómo llevarlo a cabo de la manera correcta. Como cualquier producto del mercado, una  vivienda tiene que ser diferente a las de su competencia, solo así los compradores se interesarán por ella. Para conseguirlo, es importante destacar sus puntos fuertes.

Aún así, en el desarrollo de su venta pueden surgir obstáculos que la retrasan y que llegan, incluso, a crear frustración en el vendedor. ¿Te sientes identificado?. No te preocupes, a continuación te vamos a exponer las razones más repetidas por las que no se consiguen vender muchas de las viviendas del mercado.

Motivos por los que no logras vender un inmueble

En muchas ocasiones, bajo tu punto de vista puedes estar haciendo bien el proceso de venta de un inmueble, pero realmente no es así. Hay una serie de aspectos que hay que cuidar y que, quizás, no estés teniendo en cuenta. Los más repetidos suelen ser:

1. Falta de motivación. Si no estás totalmente seguro de llevar a cabo la venta, es probable que no pongas todo el empeño y dedicación necesario para procesarla. Los compradores lo perciben y, seguramente, pierden el interés.

2. El precio. Si el precio no se adapta a las condiciones del mercado o eres muy rígido en las negociaciones es muy difícil que vendas el inmueble. Por eso, antes de anunciarlo investiga sobre los precios de los que se encuentran en la misma zona.

3. Mal estado de la casa. Lo que buscan los compradores es que el espacio esté bien distribuido y en buen estado. Si no es así, plantéate invertir en una reforma, que además revalorizará la vivienda.

4. No causa buena impresión. La vista es un sentido clave para la venta. Aquí es donde entran factores como unas fotografías cuidadas o hacer pequeñas modificaciones, como repintar las paredes de colores claros. Del mismo modo, una buena redacción, con información adicional sobre la zona y los servicios cercanos son elementos que pueden ayudar a hacer la propiedad más atractiva.

5. Desconocimiento del proceso legal de la venta. Si el posible comprador detecta que no conoces bien los procedimientos legales a llevar a cabo en la venta de inmuebles, su confianza puede disminuir hasta el punto de echarse atrás en la compra.

Estamos seguros de que si cuidas estos detalles vas a poder vender tu inmueble por tu cuenta sin problema. De todos modos, si te resulta muy arduo o latoso, siempre puedes contar con la experiencia de una agencia inmobiliaria como la nuestra, Primer Grupo Blasco. Estaremos encantados de poder ayudarte. ¡Mucha suerte en el proceso!

Comparte en redes sociales
Hablar con un agente