Las viviendas unifamiliares con piscina privada se han revalorizado cerca de un 15%. Es una de las consecuencias directas del Coronavirus sobre el mercado inmobiliario.

Así que si estás pensando en comprar casa con piscina en Valencia, hay varios aspectos que debes valorar antes de tirarte de cabeza a la piscina. 

Comprar casa con piscina en Valencia

¿Quién no quiere tener una casa con un jardín precioso y una piscina fantástica de aguas transparentes? Tener una piscina es sinónimo de comodidad y ventajas, pero también de gastos en productos, averías y una lista de consideraciones que conviene que conozcas.

Mantenimiento y seguridad van de la mano en lo que respecta a las piscinas. Aunque una piscina supone una forma de relajarse en casa con total privacidad, requiere tiempo y dinero.

Cambiar de hogar supone, a todas luces, obtener una mejora en cuanto a ventajas y comodidades con respecto a nuestra antigua vivienda. Y elegir una casa con piscina supone un salto cualitativo en lo que respecta al confort y la calidad de vida.

Por eso, a la hora de comprar casa con piscina en Valencia es conveniente tener en cuenta una serie de recomendaciones que hagan que nuestro sueño no se convierta en la peor de las pesadillas.

Comprar casa con piscina en Valencia

Disfrutar del verano sin tener que organizar toda una excursión a la playa con los niños, las toallas, la sombrilla y mil enseres más, sin atascos, sin kilos de arena en las alfombras del coche durante el trayecto de vuelta, es una de las ventajas que presenta contar con una piscina en casa.

¡Suena fabuloso! Comprar casa con piscina en Valencia puede suponer muchos beneficios, pero conviene conocer el aspecto menos bucólico de este tipo de opciones para ver si es lo que realmente nos interesa.

De entrada, el precio cambia. No solo es más caro comprar casa con piscina, sino que el tipo y el modelo de la piscina pueden aumentar considerablemente la cifra de compra-venta.

Comprar una casa con terreno y piscina es más barato si buscas en las afueras o en el campo, pero debes valorar la proximidad y el acceso a tus espacios diarios de trabajo y ocio, además de los servicios próximos.

Las casas con piscina que puedes comprar son modelos  de viviendas unifamiliares o un piso en una urbanización o una comunidad con piscina. Dentro de estas opciones, a la hora de solicitar la hipoteca deberás concretar si se trata de la vivienda habitual o una segunda residencia, ya que esta última opción conlleva mayores dificultades.

¿Qué tener en cuenta antes de comprar una casa con piscina?

Antes de comprar un inmueble de estas características conviene revisar la instalación para evitar sorpresas que aumenten los gastos y constituyan un auténtico dolor de cabeza. Tienes dos maneras de verificar que todo está bien en tu nueva y flamante casa con piscina:

Empresa especializada

Antes de comprar, lo mejor es solicitar a una empresa especializada que revise el vaso, la estructura y el sistema de la piscina para verificar que todo está bien y que no tendrás que gastar mucho dinero en reparaciones.

Hazlo tú mismo

Si prefieres verificar tú mismo el estado de la piscina, deberías empezar por verificar que todo funcione correctamente de forma general.

Lo mejor es realizar una prueba de funcionamiento y, en caso de ser necesarias reparaciones grandes, sería conveniente renegociar el coste de la vivienda en el supuesto de que no esté cubierta por la garantía del constructor o, en su defecto, por el seguro decenal de la casa.

Las fugas de agua en las piscinas son el pan nuestro de cada día. Tuberías, grietas… Los motivos son variados, pero es uno de los aspectos más importantes a valorar porque suponen los costos de reparación más altos.

Verifica el funcionamiento del equipo de depuración. Si no has tenido un buen mantenimiento es posible que te encuentres con múltiples problemas. Y no olvides echar un vistazo a los elementos opcionales, como iluminación, climatización, chorros de agua, hidromasaje o sistema domótico.

Averigua cuándo se instalaron las células del clorador salino o las lámparas de UV si la piscina tiene un sistema de desinfección por cloración salina o por ultravioleta. Recuerda, lo que puede parecer muy interesante puede resultar siendo un problema.

¿Cuánto gasta una piscina?

Solicita las facturas de consumo de agua y luz del último verano para conocer el coste aproximado y saber cuán cara nos va a salir la piscina en caso de que tenga consumos excesivos o pérdidas que requieran llenados.

De todas formas, te adelantamos que una piscina que no dé problemas suele tener un gasto aproximado de unos 400€ anuales (contando la luz que consume de la bomba, el cloro y el agua que se gasta para limpiar el filtro) que pueden dispararse en caso de necesitar algún tipo de reparación.

Lo mejor de tener una casa con piscina

Aunque sea conveniente revisar todos esos aspectos a la hora de adquirir una vivienda de estas características, existen muchas ventajas de comprar casa con piscina en Valencia.

En una vivienda independiente no tendrás que sufrir los ruidos de los vecinos, ni compartir el vaso de la piscina con un batallón de niños en verano. Este tipo de construcciones suelen disfrutar de más luz natural y la piscina constituye una plusvalía para disfrutar del sol.

Sin duda, es mucho mejor valorar una vivienda con piscina que plantearte tú la construcción de una, ya que evitas solicitar una licencia municipal y abonar un impuesto de entre el 4% y el 6% dependiendo de si la consideran una obra menor o mayor. En Primer Grupo Blasco te ayudamos a comprar casa con piscina en Valencia con todas las garantías para que tu nueva vivienda sea sinónimo de calidad de vida.

Compártelo:
Abrir chat
Hablar con un agente